22 de Julio 2019 Internacionales y politica
Nuevas tendencias en el mundo político de Estados Unidos

Eric Bukstein | Montevideo, Uruguay

 

Nuevas caras, una demografía cambiante y un electorado en donde la palabra “socialismo” ya no se usa despectivamente, moldean a una nueva legislatura.

 

El 3 de enero de este año se inauguró la 116va legislatura del Gobierno Federal de los Estados Unidos. Esta legislatura se mantendrá por los próximos dos años. Para ese periodo, los Demócratas recuperaron su mayoría en la Cámara de Representantes, mientras que los Republicanos extendieron la propia en el Senado.

 

Las implicancias iniciales son las más simples de captar: con un recinto legislativo dividido y en parte en manos de la oposición, los intentos de aprobar leyes encontrarán algunas dificultades.

 

Pero un Congreso dividido no es algo novedoso para los norteamericanos. Lo novedoso es el perfil de algunos nuevos legisladores demócratas. Estos legisladores forman parte de una nueva camada de políticos y representan a una generación de votantes que tienen preferencias distintas a las de sus generaciones predecesoras. Dichos legisladores tienen inclinaciones ideológicas y programáticas impactantes por su radicalismo.

 

Quizás el lector pueda identificar al Senador Bernie Sanders como la gran figura de esta corriente. Sin embargo, no es particularmente nuevo en el mundo político: obtuvo su primera bancada en 1990. Pero su destacable desempeño en las primarias demócratas de 2016, utilizando una plataforma “socialista-democrática” seguramente haya sido clave para que nuevas figuras alcen sus voces con un tono similar.

 

Alexandria Ocasio-Cortez es quizás la figura del momento en Washington. Con solamente 29 años, se convirtió en la mujer más jóven de la historia en ser electa para el Congreso. Es miembro de los Democratic Socialists of America y fue parte del equipo de campaña de Sanders. Con un notable carisma y un resonante mensaje para los jóvenes, Ocasio-Cortez es escuchada con atención por sus correligionarios y con preocupación por sus detractores.

 

La preocupación de sus detractores resulta absolutamente comprensible. A pesar de su doble título en Economía y en Relaciones Internacionales por Boston University, ha ofrecido declaraciones que demuestran una profunda ignorancia en asuntos económicos, sociales y de gobernanza.

 

Ha afirmado que el desempleo es bajo porque mucha gente tiene dos trabajos; no pudo nombrar los tres poderes del Estado, ha dicho que la clase media-alta no existe más (cuando justamente está en pleno crecimiento); y ha asegurado que en 12 años se acabará el mundo, debido al cambio climático (sin ninguna base científica). Su grupo político, los Demócratas Socialistas proponen un plan de 40 trillones de dólares para la próxima década en Salud pública gratuita, trabajo, préstamos estudiantiles, licencia parental paga y mayor seguridad social, sin poder argumentar cómo se recaudará el dinero para financiarlo.

 

En esta legislatura, presentó sin éxito su plan para combatir el cambio climático, el Green New Deal. Este tuvo elementos absurdos como eliminar el transporte aéreo y reemplazarlo con trenes de alta velocidad, agresivamente reducir el consumo de carne, además de garantizar vivienda y subsidios económicos a personas incapaces de trabajar o que se nieguen a hacerlo. El Co-fundador de Green Peace, Patrick Moore, declaró que esta propuesta es una “receta para el suicidio en masa” y la calificó como “el escenario más ridículo” que ha escuchado. Por su parte, Craig Rucker, Director del grupo ambientalista Committee for a Constructive Tomorrow (CFACT), lo calificó como un plan quinquenal soviético.

 

Otra figura de notoriedad ha sido Ilhan Omar, Representante de Minnesota e integrante del Comité de Asuntos Exteriores. Ella se mostró solidaria con el régimen chavista en Venezuela y culpó a su propio país de la catástrofe humanitaria. Se rehusó a reconocer a Guaidó y acusó al Presidente Trump de gestar un golpe de Estado. Además, tuvo reiterados comentarios antisemitas, acusando a AIPAC de manipular a los congresistas. A su vez, apoya al grupo antisraelí BDS, y remarcó que Israel, desde su punto de vista, no es una democracia.

 

La Representante Rashida Tlaib, en un tono similar, en un tweet sugirió que algunos legisladores tenían un problema de “doble lealtad” con Israel, reavivando un viejo mito antisemita sobre el enorme poder de los judíos en los asuntos políticos y sobre sus maniobras traicioneras.

 

Estas manifestaciones naturalmente son un reflejo de nuevas preferencias de los votantes. De acuerdo con una encuesta de Gallup de 2018, los votantes demócratas tienen una visión más favorable del socialismo que del capitalismo. En las cifras, 47% dijo tener una visión positiva del capitalismo, mientras que 57% dijo tener una visión positiva del socialismo.

 

Por su parte, los jóvenes entre 18 y 29 años son el grupo etario con menor aceptación del capitalismo (45%) y mayor aceptación del socialismo (51%). Probablemente el hecho de que varios integrantes de este grupo hayan nacido y/o crecido en la era post-soviética incide en esto.

 

Para ser justos, hay que aclarar que la definición de socialismo en la sociedad americana puede ser un tanto vaga. Muchos de sus defensores conciben al socialismo no como un gobierno tiránico donde el Estado concentra los medios de producción, sino como un Estado con extensas políticas sociales, a saber: seguro médico público gratuito, universidades públicas gratuitas, mayores cargas tributarias a las corporaciones y al 1% de mayores ingresos, renta básica universal, licencia maternal paga obligatoria, entre otros.

 

Si bien son casos puntuales, los representantes mencionados y sus declaraciones son bastante novedosas. Habrá que ver si son una excepción anecdótica en la historia política norteamericana, o si se trata del inicio de un fenómeno cultural en desarrollo.

 

*****

 

*Las ideas aquí expresadas pertenecen al autor del artículo y no necesariamente son las de la Fundación Rioplatense de Estudios.

 

 

COMPARTIR

11172050_iStock-491753396.jpg

NOTICIAS RELACIONADAS

06101119_Planeta.png

10 de Junio 2021

Internacionales y politica

¿Cómo salvar el planeta sin sacrificar a la humanidad?

04061004_Chileabril.png

06 de Abril 2021

Internacionales y politica

Elecciones en Chile y el riesgo de perderlo todo

03311008_FORMATOFOTOWEB.png

31 de Marzo 2021

Internacionales y politica

Big Tech: ¿amenaza para la democracia?

12091539_RCEP.png

09 de Diciembre 2020

Internacionales y politica

El tratado de libre comercio más grande del mundo: RCEP

10152132_lacalle-pou1.jpg

08 de Septiembre 2020

Internacionales y politica

De gobiernos y agencias de publicidad

10142116_congreso-estados-unidos-ley-defensa1.jpg

25 de Marzo 2020

Internacionales y politica

Elecciones en Estados Unidos: una nación, dos partidos, tres caminos

10211905_ZuFrIoBpuGTdScK-800x450-noPad.jpg

10 de Septiembre 2019

Internacionales y politica

Estado de Israel y el actuar de la ONU

10211945_Nueva-Zelanda-Auckland.jpg

09 de Agosto 2019

Internacionales y politica

¿Por qué Nueva Zelanda?

10211905_KimandTrumpshakinghandsattheredcarpetduringtheDPRKUSASingaporeSummit.jpg

16 de Junio 2019

Internacionales y politica

La cumbre de Singapur: un repaso de la negociación

11081957_CasaCentraldelBancoRepblica1.jpg

29 de Julio 2018

Internacionales y politica

Ley de exclusión financiera

"El avance y la difusión del conocimiento son los únicos guardianes de la verdadera libertad"

James Madison

diseño y desarrollo: Creatica