28 de Marzo 2020 Derecho
Reflexiones en la Semana del Niño por Nacer

Julieta Klimczyk | Buenos Aires, Argentina

 

 

En la semana del Niño por Nacer, -en especial teniendo en cuenta que en este momento histórico tanto se habla de los Derechos Humanos- resulta oportuno recordar y reflexionar que el primero e intrínseco es el Derecho a la Vida, por ser este el más importante y fundante de todos los demás derechos.

 

El Día del Niño por Nacer se celebra a nivel mundial desde 1993 en algunos países. En Argentina fue oficial unos años más tarde, a partir del decreto 1406/98 firmado por el expresidente Carlos Menem en conjunto con el ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Guido Di Tella. La ley fue publicada en diciembre de 1998, y considera que “el derecho a la Vida no es una cuestión de ideología, ni de religión, sino una emanación de la naturaleza humana”(1).

 

Del mismo modo, el Derecho a la Vida desde el momento de la concepción se encuentra implícitamente protegido en el art. 75 inc. 23 de la Constitución Nacional y ha sido consagrado de modo explícito en varias constituciones provinciales (2).

 

También está amparado por la Convención Americana sobre Derechos Humanos, aprobada por la ley 23.054 y conocida como Pacto de San José de Costa Rica, específicamente en los artículos 1 y 4.1, los cuales reconocen que “persona es todo ser humano”(3) a partir del momento de la concepción, es decir, con “derecho a la vida” y debiendo estar protegida por la ley. Nadie puede ser privado de la vida arbitrariamente.

 

En ocasión de celebrarse este día tan importante, la sensibilidad de la temática nos invita a reflexionar sobre la vida humana. En tal sentido, considero que la vida es un regalo, un don, y como tal conlleva asumir la responsabilidad que como individuos tenemos. Dicha responsabilidad debe reflejarse en el cabal desempeño de la tarea que posee todo ser humano de desplegar sus potencialidades recibidas, no siendo la eliminación de una vida una opción admisible ni mucho menos compatible con el respeto a los valores fundamentales del individuo. Ante la aparición de una vida, en cualquier circunstancia que suceda, es natural que surjan algunas interrogantes. Honestamente creo que no da lugar a preguntarse “¿por qué?”. Pero lo que sí vale la pena preguntarse es “¿para qué?”

 

Así es como surgen, a mi modo de ver, tres conceptos que son importantes para ser trabajados tanto en las familias como en ámbitos escolares, de modo tal que los niños desde pequeños se familiaricen con los mismos: el misterio, el límite y lo imprevisto. El misterio, porque hay muchas cosas que por más que nos esforcemos con la razón por encontrarle respuesta, no podremos explicar. A modo de ejemplo, las pérdidas o el dolor. Por otra parte, el límite, para entender que la persona en tanto que humana, es limitada y todo no lo puede. Y por último, lo imprevisto, porque siempre aparece algo que no es posible prever ni planificar, y que nos obliga a recalcular una y otra vez. Nada es estático. En línea con esto, creo que también es importante que en los niños intentemos estimular la capacidad de asombro ante lo inconmensurable (4).

 

Como adultos también habrá que dar espacio para tratar las preguntas concretas que surjan, como cualquier otra inquietud de los niños, pero siempre teniendo claro qué es lo que quiere saber y a partir de allí brindar la información correspondiente. Es de suma relevancia hablar siempre con la verdad, teniendo muy presente que ésta debe ser transmitida tomando en consideración las posibilidades de cada niño en particular.

 

Sería bueno hacerles saber que un embarazo imprevisto o una situación precaria donde reina la soledad, así como el caso del embarazo que deriva de un acto violento, pueden despertar miedo, desolación, angustia en la madre y su entorno. Y que estos sentimientos muchas veces llevan a buscar salidas que culminan en ponerle fin a ese dolor. Es importante focalizar la reflexión en la acción tratando de no calificar a nadie.

 

A partir de allí, el niño podrá asimilar las respuestas, progresar en la reflexión e ir buscando un posible camino de resolución de la situación que no implique la eliminación indiscriminada de un ser humano. Por ello es tan importante abrir espacios para intercambiar inquietudes y sobre todo despejar dudas.

 

Considero que esta semana nos interpela a todos a poner a disposición de las familias y escuelas los medios necesarios para que la promoción de la vida en todas sus etapas y aspectos pueda ser completa. Y de ese modo, se puedan elaborar juicios rectos respecto de la Vida. En tal sentido no se trata de imponer ideas, sino de brindar las herramientas para razonar en base a los principios esenciales y contribuir al desarrollo del pensamiento crítico.

 

 

Referencias

 

(1) Decreto 1406/98; 

(2) Constitución Nacional, art 33; 

(3) Convención Americana de Derechos Humanos; 

(4) Enorme, que por su gran magnitud no puede medirse. RAE: www.rae.es

 

 

* * * * *

 

Las ideas aquí expresadas pertenecen al autor del artículo y no necesariamente son las de la Fundación Rioplatense de Estudios.

 

COMPARTIR

11172039_kid5.jpg

NOTICIAS RELACIONADAS

11081952_informe.png

05 de Noviembre 2020

Derecho

Análisis jurídico de la pandemia en la República Argentina

10142201_IA-and-ML-and-law.jpg

14 de Septiembre 2020

Derecho

Legaltech: la revolución del software en el mundo del derecho

10142127_massa.jpg

04 de Septiembre 2020

Derecho

El atropello a las instituciones legislativas

10142124_venee.jpg

04 de Junio 2020

Derecho

Activismo en dictadura

10142154_photo-1497633762265-9d179a990aa6.jpg

02 de Junio 2020

Derecho

Educación y desarrollo: ¿prioridad nacional?

10142122_computer.jpg

23 de Abril 2020

Derecho

Los desafíos jurídicos ante los Smartcontracts

10181729_20190529083624argentina-aborto-manifestoriginalimagen.jpg

06 de Julio 2019

Derecho

Análisis del Proyecto de Consenso sobre Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo

"El avance y la difusión del conocimiento son los únicos guardianes de la verdadera libertad"

James Madison

diseño y desarrollo: Creatica